Select your location
Internacional - Inglés

Suelos de granito: exclusividad y resistencia

Suelos de granito

Cuarto de baño con suelo de granito negro

Los suelos de granito se han convertido en una de las propuestas más empleadas para aquellos que buscan belleza, resistencia y durabilidad, características esenciales de esta piedra natural formada por materiales como el cuarzo transparente, el feldespato y la biotita. En este artículo te contaremos por qué el granito puede ser el pavimento ideal para tu proyecto, cuáles son los tipos de granitos más comunes, sus colores y algunos consejos para su mantenimiento.

El granito, un material sólido y perdurable para aplicaciones interiores y exteriores

suelos de granito

Terraza con suelo de granito beige

Se trata de una roca ígnea o magmática que se forma cuando el magma se enfría bajo la superficie de la tierra y se solidifica lentamente y a muy alta presión, para formar cristales de cuarzo, feldespato y mica.

Cuando contiene entre el 10% y el 50% de cuarzo puede clasificarse como granito, uno de los materiales más utilizados para diseñar encimeras, frentes de trabajo, revestimientos, pavimentos, etc., gracias a sus cualidades, de entre las que destacan la resistencia, facilidad de mantenimiento y funcionalidad. Además, como piedra natural, es un material ecológico y totalmente reciclable y es una buena opción tanto para espacios interiores como exteriores.

En algunos casos puede confundirse con el mármol. De entre las diferencias básicas de ambas superficies destacan la baja porosidad del granito y la resistencia superior a productos químicos y al desgaste. Además, la presencia del cuarzo como elemento esencial en su composición proporciona al granito más dureza, por lo que se convierte en uno de los materiales favoritos para utilizar también como pavimento.

Colores y acabados del granito

suelos de granito

Muestras de granito de distintos colores

Existe granito, de distintos tipos, colores y acabados. Su procedencia o coloración puede afectar directamente a su durabilidad, su nivel de porosidad, su diseño y su densidad.

Las tonalidades más comunes son los colores blancos, crema, rosados, verdes, rojizos, azules y negros. Los más impermeables son los verdes o rojos; este último, junto con el negro, se convierten en los más resistentes, por ello, son perfectos para utilizar como suelos de granito para el exterior.

Algunos tratamientos específicos pueden aportar distintos acabados al mismo tipo de granito:

  •         Pulido. Con este tratamiento se consigue una superficie plana, brillante y de tacto suave, sin rugosidades y marcas.
  •         Aserrado. se produce al cortar el granito con un disco de dientes diamantados o con una cinta metálica de acero o fleje; la superficie resultante es más clara, mate lisa y un poco áspera.
  •         Apomazado. Proceso parecido al de pulido sin brillo.
  •         Flameado. Se realiza sobre granito anteriormente aserrado, con la que se obtiene una superficie más rugosa, sin alterar el color original. Gracias a este tratamiento se consigue una protección más alta, por lo que es perfecta para aplicar en suelos de granito expuestos al exterior.
  •         Abujardado. Se trata de uno de los acabados más tradicionales, con los que se consigue un clareado de la tonalidad de la piedra, de textura suave, con ciertas irregularidades.
  •         El tratamiento específico de los granitos Sensa by Cosentino preserva el color y la belleza natural de cada tabla, ya que permite respirar al granito, penetrando y anclándose en la estructura de la piedra natural.

Suelos de granito: mantenimiento para disfrutar de un pavimento impecable

suelos de granito

Zona de estar con chimenea y pavimento de granito gris medio

Los suelos de granito pueden emplearse en espacios de alto tránsito gracias a su solidez. Además, ofrecen un correcto aislamiento térmico, para combatir la humedad y la contaminación acústica, características perfectas para aplicar este tipo de superficie en suelos del ámbito doméstico o comercial.

Elegantes y funcionales, los suelos de granito son también muy sencillos de limpiar y mantener. Una rutina de limpieza diaria común y el simple uso de agua sin productos específicos es suficiente para mantener el pavimento en buen estado.

Eso sí, es necesario tener en cuenta que, aunque el granito es poco poroso, si se derrama algún líquido o se produce alguna mancha es preferible limpiarlo de inmediato; de este modo se evitará que el líquido penetre en el granito. En cuanto a los productos de limpieza, conviene evitar los productos corrosivos, un detergente neutro es más que suficiente.

En casos extremos, el granito puede pulirse para recuperar su belleza y brillo originales, una solución más habitual en encimeras que en pavimentos, ya que, en la mayoría de casos, no será necesario hacerlo, gracias a su solidez y resistencia.

Elegir esta piedra natural para el diseño de espacios de cualquier estilo se convierte en una de las mejores alternativas. Sus características básicas, y la amplia variedad de colores, texturas y acabados que ofrece aportan belleza, resistencia y durabilidad a cualquier superficie.

Si te ha interesado este artículo, ¡no te pierdas nuestra guía gratuita!

ES - Cuarzo

Quizás te interese

Artículo anterior
“Inspiración, Magia y Embrujo 2018”, un homenaje al arquitecto Luis Barragán