Select your location
Internacional - Inglés

Claves para elegir el fregadero perfecto

Noticias, Top Trends

Conseguir el mejor fregadero para mi cocina

Aunque puedes pensar que se trata de un elemento de la cocina más, puramente funcional, la variedad de formas, diseños y materiales con los que se puede fabricar un fregadero lo convierte en una pieza también fundamental que, junto con la encimera, te ayudará a definir el estilo decorativo de tu cocina, además de incidir en el aspecto más práctico.

Para planificar correctamente la distribución de tu cocina debes tener en cuenta especialmente el “triángulo de trabajo”, figura que se forma entre la zona de aguas, la de cocción y la de almacenaje. Un triángulo bien proporcionado convertirá tu cocina en un espacio más funcional, una de las características imprescindibles para diseñar la cocina de tus sueños.

Si vas a elegir el fregadero de tu nueva cocina, empieza por conocer los distintos materiales que encontrarás en el mercado; te ayudará a tomar la mejor decisión:

Si escoges una encimera de cuarzo Silestone, fíjate en las posibilidades que te ofrecen los fregaderos Integrity de Silestone, fabricados también en cuarzo. Conseguirás multiplicar la sensación de unidad y continuidad al diseñar una superficie de una sola pieza.

¿Sabías que puedes encontrar los fregaderos Integrity en los mismos colores que las encimeras de Silestone? Elige este modelo para equipar tu cocina y disfrutarás de un espacio sin límites.

De cerámica

Piezas compactas de dimensiones más que generosas, se caracterizan por contar con un frontal visto. Se trata también de una opción resistente y duradera, además de higiénica. Muy populares en cocinas de estilo tradicional o clásico.

Dekton Kitchen - Dove Concrete

De acero inoxidable

Una de las propuestas más utilizadas, los encontrarás en acabados pulidos o matizados para instalar enrasados con la encimera o bajo la misma.

En cuanto hayas definido qué tipo de material es el que más te conviene, podrás elegir cuál es su mejor ubicación, el tamaño y si quieres incorporar un fregadero de un único seno o dos. Este tipo de decisión deberá realizarse en función del espacio que dispongas en tu cocina y del uso que le darás.

Funcionalidad

Según tus necesidades y costumbres en la cocina, podrás elegir entre multitud de combinaciones posibles: con escurridor, con seno principal y secundario, con dos cubetas del mismo tamaño, con tabla de corte…

Si cuentas con una cocina de grandes dimensiones, con isla o península independiente, valora la posibilidad de añadir un fregadero de apoyo en la zona de la isla, para utilizarlo independientemente.

Ubicación ideal

Siempre que puedas, coloca el fregadero debajo de una ventana, de forma que puedas aprovechar al máximo la luz natural. Además, no te olvides instalarlo cerca del lavaplatos, ganarás en comodidad y eficiencia.

La grifería más adecuada

En función del tipo de fregadero que hayas elegido, deberás escoger la grifería ideal. Un grifo extraíble te permite llegar a cualquier parte del fregadero con facilidad, uno abatible en altura te resultará imprescindible si colocas la zona de aguas frente a una ventana baja con apertura tradicional de dos hojas y con un grifo alto podrás llenar ollas y jarras altas cómoda y rápidamente. Fíjate especialmente en qué tipo de grifería necesitarás si cuentas con un fregadero pequeño o bajo, los modelos de grifos excesivamente altos, salpicará el agua fuera de la cubeta, por lo que un modelo de caño bajo, será la mejor opción. Los diseños monomando, con caño extraíble que pueden accionarse con un solo dedo, son una de las propuestas más versátiles.


Previous article
Francisco Martínez-Cosentino, nuevo Embajador Honorario de la Marca España