Select your location
Internacional - Inglés

Baño gris: Cuando se busca la calma y el bienestar

Top Trends

Cuando quieres apostar por un baño gris, es porque lo tienes claro: el gris es un color elegante que funciona tanto en decoraciones clásicas que cuidan hasta el último detalle como en espacios más sencillos y modernos, como los de estética minimalista o estilo industrial. Aparte, si apuestas por una variedad clara conseguirás un espacio luminoso, pues estos grises son capaces de reflejar un 64% de la luz. Sin embargo, ten en cuenta que en baños sin ventanas o sombríos no puedes apostar por grises antracitas ni otras tonalidades que rocen el negro, ya que absorben casi la totalidad de la luz. Teniendo clara esta precaución, el diseño de un baño gris es cosa fácil. Te lo contamos.

Baño gris

AMBIENTES SOFISTICADOS Y CLÁSICOS

Con el gris, una atractiva tonalidad neutra, se pueden conseguir ambientes elegantes y sofisticados. Para recrear un estilo vintage o clásico, resulta todo un acierto mezclar el color gris con maderas nobles trabajadas o en acabado envejecido, como un decapado, para pasar al mobiliario una pátina del tiempo. Completa todo con cuidados detalles, como unas griferías en un vistoso acabado oro o cobre, o un marco de espejo ricamente labrado. Si el baño gris es suficientemente amplio, también se pueden introducir elementos tapizados a juego, como una banqueta. Sin duda, mezclando tonalidades de gris cálidas y frías el cuarto de baño tendrá un aspecto atemporal y sumamente hermoso.

Baño gris con mueble negro

INTERIORISMOS DEPURADOS Y SOBRIOS PARA UN BAÑO GRIS

El gris no consigue ambientes sofisticados al instante, todo dependerá de los materiales, los acabados y las líneas seleccionados. Un diseño de baño gris habitual es el de estilo industrial, con suelos o platos de ducha en microcemento tono piedra (para que no resulte pesado visualmente) y elementos como las instalaciones, dejadas a la vista. En diseños contemporáneos minimalistas o de estética limpia, bastará con apostar por mobiliario de líneas rectas y un atractivo revestimiento de pared gris a base de azulejos, piedra natural o materiales de última generación como Silestone y Dekton (entre ambas marcas se suman casi 20 referencias en este color, tan demandado en arquitectura).

Baño gris moderno

ESQUEMAS DE COLOR EN UN BAÑO GRIS

El gris es uno de los colores más habituales para teñir el cuarto de baño, generando una estancia equilibrada, con estilo y que produce una agradable sensación de bienestar y calma, de ahí que esté presente también en los interiores de muchos spas y establecimientos de belleza. Aunque un baño gris monocromo es todo un acierto, resulta más habitual combinarlo con otras gamas y así romper su seriedad: puedes reforzar ese aspecto de serenidad y dar una gran dosis de luminosidad y frescura apostando por un baño gris y blanco o, por el contrario, introducir una nota energizante con pinceladas en naranja, amarillo, rojo. Al tratarse de una paleta de color neutra, va absolutamente con todo.

Baño gris y blanco

En resumen, un baño gris es un valor seguro porque se adapta a cualquier estilo y resulta muy elegante y refinado. Además, es sencillo de combinar con otros elementos decorativos, colores o materiales.


Previous article
Baños azules, frescura y relax