Select your location
Internacional - Inglés

Baños blancos y negros: Una pareja de clásicos del diseño

Top Trends

Los baños en blanco y negro son elegancia en estado puro. Esta clásica combinación de opuestos da unos excelentes resultados, porque toda la sobriedad y el alto impacto del negro se ve contrarrestada por el blanco, que añade grandes dosis de luminosidad. De este modo, la pareja formada por el blanco y el negro es apta para estancias grandes y también de tamaño reducido, dando lugar a baños con carácter y personalidad sin importar su estilo decorativo: contemporáneo, minimalista, clásico, nórdico…

LOS METROS IMPORTAN

En un baño de pocos metros la opción más acertada es aplicar un total white con algún toque negro que destaque sobre el fondo impecable, como un radiador secatoallas, una luminaria o las griferías. De este modo contribuyes a agrandar visualmente el espacio. Y ya en el caso de baños medianos o grandes, la presencia del negro puede ser mucho más acusada. El negro se emplea mucho en baños en suite abiertos al dormitorio, que reciben una buena entrada de luz natural.

MOTIVOS Y ESTAMPADOS MUY ATRACTIVOS

En suelos, paredes, cortinas de ducha, toallas… Los motivos geométricos, como las rayas, los rombos o el juego de zigzag, componen unos baños muy dinámicos y sugerentes. Y ello en la totalidad o simplemente en una discreta cenefa. En decoraciones de estilo retro, el damero es siempre un acierto. Otra opción más discreta es emplear los azulejos blancos y que sea la lechada para la que se seleccione un negro en gran contraste. Aunque paredes y suelos no tienen que ser obligatoriamente de azulejos, puedes combinar un arrimadero de azulejos blanco con pared de yeso pintada en negro en la zona superior, o apostar por materiales muy nobles como piedras naturales o preciosos materiales que las imitan, incluso con mayores prestaciones, como Dekton y Silestone. En ambos casos tienes superficies vetadas muy atractivas y también lisas, para un efecto más puro.

Más allá, en revestimientos y otros elementos, también se puede apostar por otros estampados más originales que imiten hojas, flores, arabescos… Las posibilidades son casi infinitas. Y los resultados, lejos de lo que podría esperarse en un baño blanco y negro, divertidos.

PRECIOSOS EFECTOS ÓPTICOS… ¡CON RAYAS!

Empleando papel pintado (que deberá ser vinílico por las características del espacio) o para cubrir las paredes o suelos con azulejos, las rayas aportan un juego visual magnético muy adecuado para los baños en blanco y negro, porque además ofrecen una magnífica sensación de orden. Aunque deberás tener en cuenta su efecto: las verticales estilizan y generan la sensación de unos techos más altos, mientras que las horizontales consiguen la percepción contraria, ampliando visualmente la estancia hacia los lados, pero bajando techos.

Foto: Nickolas Sargent

En cualquier estancia de tu hogar, el black & white es una opción sofisticada, elegante y visualmente muy atractiva por sus ricos contrastes. Al diseñar un espacio en blanco y negro hay que tener en cuenta que se enfatizan sobre todo los materiales, sus acabados y las líneas. Además, el blanco y negro en el baño te permitirá usar tu color de acento favorito para un toque más alegre, si así lo deseas.

 


Previous article
El mejor contenido de arquitectura y diseño en directo desde casa