Select your location
Internacional - Inglés

Baños marrones: Calidez, encanto y sofisticación

Top Trends

La paleta de los marrones es muy extensa y va desde un suave color arena a un profundo café. Pero en cualquiera de los casos, el marrón convertirá el baño en una estancia cálida y llena de encanto. Una de las mejores maneras de llevar los tonos marrones a un baño es a través de la madera, las piedras naturales o materiales que reproduzcan texturas, así restarán seriedad al conjunto añadiendo interés visual. Lo detallamos a continuación. ¡No te pierdas nuestros consejos decorativos!

¿QUÉ TONALIDAD DE MARRÓN ELEGIR PARA EL BAÑO?

No hay una regla fija, pues dependerá de las necesidades del espacio. Los tonos terrosos con matices anaranjados resultarán más alegres y joviales que los sobrios marrones oscuros, como el chocolate. Aparte, si la estancia es pequeña o no resulta muy luminosa será mejor si introduces marrones claros; en este caso, no abuses nunca de los oscuros, empléalos solo en pequeñas dosis, para lograr una mayor dimensionalidad gracias a los colores neutros como blancos y beiges predominantes. Es como en el caso de los baños blancos y negros, el juego de claroscuros consigue el efecto de ampliar visualmente el espacio y dotarlo de más perspectiva.

Renovar baño con revestimientos

UN EQUILIBRIO NECESARIO

Es habitual el empleo de las maderas tropicales para el mobiliario del baño, por sus buenas condiciones frente a la humedad. El wengé y el ébano son dos de sus variantes de una tonalidad profunda, si te decantas por uno de ellos entonces compensa con revestimientos en cromáticas más rebajadas. O al contrario, si los revestimientos de paredes y suelos son oscuros, para los armarios puedes emplear maderas como el bambú o la jatoba, de matices más claros.

Además, es una cuestión de carácter, si quieres animar un baño marrón puedes combinarlo con colores vivos, como fucsias, amarillos, verdes lima… Mientras que para conservar su estética sobria y formal, únelo al blanco, al blanco roto, a un gris muy claro o al beige.

EL TRIUNFO DE LAS TEXTURAS

Las vetas o nudos de las maderas ofrecerán un gran atractivo al conjunto. ¿Quieres también dar toques texturados a suelos, paredes o encimeras de lavabo? Puedes apostar por materiales que imiten la madera, desde azulejos hasta materiales sintéticos. También resultan perfectas las piedras naturales o superficies que ofrecen su misma estética, como algunos modelos de Silestone y Dekton. ¿Más ideas? En ambientes de estilo industrial o moderno, Dekton tiene una propuesta de alto impacto que reproduce una superficie oxidada, el modelo Radium, que representa una placa de acero degradado por el ácido y que tiene una bella tonalidad ocre y marrón y pequeños matices azulados y verdosos.

Ten en cuenta que el marrón en el cuarto de baño resulta tan elegante como el negro, pero, además, ofrece un plus de calidez. Si te gusta este color, estamos seguros de que te han resultado útiles nuestras claves para diseñar el espacio.

 


Previous article
Baños verdes, una apuesta de frescor y serenidad