Select your location
Internacional - Inglés

Cocinas con isla y mesa: claves para un diseño perfecto

Top Trends

Las cocinas con isla central resultan muy prácticas en estancias de grandes dimensiones, pues así se acortan las distancias entre las distintas zonas de trabajo, pero además también pueden integrarse en espacios no tan amplios, moderando las medidas de este módulo aislado. Y dado que las cocinas son el corazón del hogar y en ella se hace mucho más que cocinar, siempre es interesante incluir también una mesa donde se puedan realizar desayunos, meriendas, comidas, aperitivos, deberes escolares o manualidades. Veamos las claves de diseño para una cocina con isla y mesa y comprueba cuál encaja mejor en tu casa.

Isla Aura 15 de Dekton by Cosentino / Estudio: Ateliar Daaa

ISLA CON LOS CUATRO COSTADOS LIBRES

Las islas ofrecen una flexibilidad única en la cocina y multiplican la capacidad de almacenaje. Suelen hacer entre 250 y 270 cm de largo y entre 90 a 120 cm de ancho, haciendo las más estrechas tan solo 60 cm de ancho. Estudia el espacio y comprueba si puedes instalar el mobiliario de cocina, la isla central y una mesa separada. Entre las zonas deberá quedar un paso de mínimo 80 cm. En caso de que se pueda diseñar esta distribución, sitúa los fogones encarados hacia la mesa, así el cocinero podrá socializar y estar conectado con la familia o los invitados mientras trabaja. Y otro dato importante, no olvides situar aquí enchufes encastrados en la encimera o bien en uno de los cuatro laterales libres. Resultarán perfectos para cualquier pequeño electrodoméstico que desees conectar.

Isla Et Marquina de Silestone by Cosentino

Otra solución práctica, siempre que el espacio lo permita es incorporar en la misma isla un fregadero pequeño auxiliar.

Isla Desert Silver de Silestone by Cosentino

ISLA DE COCINA CON LA MESA ADOSADA

Otra de las opciones para una cocina con isla y mesa es que estos dos elementos formen un único bloque. Resulta muy conveniente en caso de que el espacio no sea muy holgado. ¿Inconveniente? Perderás uno de los costados libres y el módulo de isla deberá ser necesariamente de poco ancho, 60 cm preferiblemente y que nunca supere los 80 cm, pues de lo contrario llegar al fondo del armario será una misión imposible. ¿Ventaja? Por el contrario, podrás rentabilizar más el espacio disponible al no dejar tantas zonas de paso.

Isla Tundra de Dekton by Cosentino / Estudio: Concept Interiors

Al formar casi una unidad, selecciona qué te gusta más: que la encimera de cocina y la mesa sean del mismo material, consiguiendo una estética unificada y continua, o si prefieres distinguirlos, empleando una superficie de trabajo en un material y la mesa de madera, obteniendo un resultado original.

Isla Kelya de Dekton by Cosentino / Estudio: Sam W.Kitchen

UNA ISLA QUE INTEGRE UNA MESA A MODO DE BARRA

Por último, si el espacio disponible no permite incorporar una cómoda zona de office pero sí una práctica isla, multiplica su funcionalidad integrando una barra en ella. Tan solo deberás prever que la encimera de cocina quede en voladizo dejando al menos 40 cm de fondo. Por otra parte, el diseño de la barra no tiene que quedar necesariamente a la altura de la encimera, dado que te obligará a emplear taburetes altos. Si lo prefieres puedes jugar con dos niveles, rebajando la altura de la barra a unos 80 cm aproximadamente.

Encimera Gris Amazon de Silestone by Cosentino / Estudio: Multistone Center Kft. / Foto: György PalkóEn

Las tres opciones, en cocinas abiertas al comedor con la isla central separada de la mesa, cuando la isla y mesa están anexos o en caso de que la isla incorpore una barra, si este módulo central alberga la zona de cocción habrá que pensar en una campana extractora de buena potencia, pero poco ruidosa, para potenciar esa socialización habitual en la cocina, tomando un aperitivo, comentando cómo ha ido la jornada o escuchando música en buena compañía.

Isla Blanco Zenith de Dekton by Cosentino / Estudio: Conquira

 


Previous article
En la cocina podemos cuidar del Medio Ambiente