Select your location
Internacional - Inglés

Cocinas naranjas: Acogedoras con un punto atrevido

Top Trends

El naranja es un color estimulante que aporta un interesante tinte vitaminado. Causó furor en las decoraciones de los años 60 y 70 y luego fue olvidándose con el tiempo, hasta que en pleno siglo XXI vuelve con fuerza y se le considera una propuesta vitalista que llenará de alegría la cocina. Si vas a apostar por una cocina naranja, toma nota de estos consejos que harán que lo emplees con audacia.

Cocina naranja con estaría grisCocina naranja con grifo adaptable

¡ARRIBA EL OPTIMISMO!

Primero de todo recomendamos sus variantes más saturadas, pues las tonalidades suaves y pasteles están bien para un dormitorio o quizá un salón, pero en la cocina funcionan mejor las propuestas vivas tales como el naranja calabaza, zanahoria o el ácido mandarina, por no hablar de los elegantísimos naranjas terracota.

Cocina naranja con isla

Cocina naranja con grifería

MEZCLA COLORES COMO LO HACEN LOS EXPERTOS

Una cocina naranja nunca será del todo monocromática. Así pues, aplica la regla del 60-30-10. Se utiliza para combinar colores en cualquier ambiente de la casa y, por supuesto, sirve también para lo cocina. Sus cifras indican las proporciones adecuadas de cada cromática: el color dominante tienes que usarlo en el 60% del espacio, en menor medida (30%) debes emplear uno secundario y por último, el 10% restante será para el tercer color, uno de acento.

Cocina naranja vintage

¿CUÁNTO NARANJA QUIERES PARA TU COCINA?

A medio camino entre el energético rojo y el llamativo amarillo, tú decides qué cantidad de naranja quieres en tu cocina. Las propuestas más atrevidas son las que lo emplean en el 60%, para el que normalmente se usan colores neutros. Ese 60% lo acapararán por ejemplo los armarios, las encimeras o el pavimento. Si vas a aplicar el 30% de naranja en la cocina, puedes hacerlo mediante alguna pared que aporte profundidad y color, electrodomésticos como el frigorífico y piezas de mobiliario destacadas, por ejemplo, las que conformen el rincón de office, o el propio fregadero. Por último, si decides emplear el naranja en pequeñas pinceladas, deberá ser en algunos detalles decorativos, una lámpara, el salpicadero en la zona de fuegos…

Cocina naranja vintage con taburetes

IR SOBRE SEGURO EN UNA COCINA NARANJA

La cocina, por su carácter social, se presta más a apuestas decorativas atrevidas y arriesgadas, puede ser tu laboratorio de ideas. No obstante, hacer la cocina naranja, nueva o reformarla es algo muy costoso y no puedes permitirte un ensayo-error, tienes que acertar a la primera. Para ello, solicita al estudio que vaya a realizar el proyecto una versión en 3D de cómo quedará esa viva cocina naranja antes de comenzar las obras. Así no te lanzas sin haber visualizado antes el resultado y, sin dida, el éxito estará asegurado. Comprobarás también rápidamente si quieres una composición serena, en el que el naranja ponga la nota audaz y viva, junto a tonos neutros, o prefieres una combinación más dinámica, por ejemplo, mezclándolo con el azul (su opuesto en el círculo cromático) o el verde, creando un interesante efecto de contraste.

Cocina naranja con encimera de cuarzoDetalle de cocina naranja

Las cocinas naranjas vuelven a estar de moda porque tienen muchas virtudes, además de cálidas y acogedoras, favorecen la comunicación. Sucumbe a este color de tendencia y tendrás una cocina con un carácter alegre que transmite grandes dosis de positivismo.

Cocina con isla naranja


Previous article
Cosentino presenta "C 16 - Architecture & Everything Else"