Select your location
Internacional - Inglés

¡Enamórate de las cocinas rojas!

Top Trends

El rojo es un color que llena de alegría y optimismo cualquier interior, y no solo eso, potencia el movimiento y la actividad. Es una cromática ideal para la cocina, aunque solo apta para los más osados. A diferencia de los tonos neutros, apostar por una cocina roja es más arriesgado y debe hacerse teniendo en cuenta estas recomendaciones.
Cocinas rojas

COCINAS ROJAS: ESPACIOS ATREVIDOS

En decoración las gamas de color cálidas, como el rojo, el naranja o el amarillo, resultan vibrantes y muy vitales. En concreto el rojo es un color muy intenso que atraerá todas las miradas. Así que si te vas a decidir por una cocina roja, debes estar muy seguro de tu elección. Llévate unas muestras de color a casa y comprueba cómo incide la luz en el espacio, así podrás terminar de valorar si quieres que impere el rojo en la cocina, aplicado en muebles, encimeras, suelos o paredes, o simplemente deseas que aporte dinamismo, introducido a cuenta gotas en detalles como una lámpara, los trapos, el fregadero o el estor que viste la ventana. Aunque las posibilidades de aplicación del rojo van mucho más allá, encontrarás gamas de pequeño y gran electrodoméstico en este enérgico color, sobre todo si estás pensando en una reforma.

Cocinas rojas: electrodomésticos que impresionan

Foto: André François McKenzie @silverhousehd

CLAVES DECORATIVAS PARA UNA COCINA ROJA

En caso de no sentirte al 100% seguro de querer una cocina roja, la fórmula infalible consiste en que utilices colores neutros para todos aquellos elementos que sean difíciles y costosos cambiar (los módulos de cocina, las encimeras, el alicatado de pared, el pavimento…) y añadas el rojo en elementos que sí puedas sustituir fácilmente. (Aquí puedes hacer una planificación previa). E incluso en el caso de querer una cocina roja, debes tener en cuenta que el resultado puede resultar abrumador aplicado en abundancia. Por ejemplo, como en la cocina es en la estancia de la casa donde hay una mayor cantidad de mobiliario, puedes aplicar el rojo en los armarios pero dejando también módulos abiertos e instalando estanterías sueltas, para no recargar excesivamente el espacio. ¿Más soluciones? Destacar un elemento concreto, como puede ser la isla central, una bonita alacena o la mesa de office.

Cocina roja convertida con utensilios

Foto: Becca Tapert @beccatapert

UNA VASTA PALETA DE ROJOS… ¡Y DE COMBINACIONES!

El rojo es un color primario muy potente, aunque su paleta es extensa y va desde un rosa pálido (con más blanco que rojo) hasta el intenso bermellón. Aplicar el rojo en la cocina en sus tonalidades más vitales tiene efectos de creatividad (tus menús serán de lo más imaginativos y apetecibles) y también potencia el apetito y la actividad.

Cocina roja con mesa

Y aunque por definición el rojo es cálido, lo será más si incluye más naranja, mientras que tendrá un matiz algo frío si incluye bastante azul, como en el caso de los rojos violetas. Tú decides qué tonalidad funciona mejor en tu cocina. Del mismo modo, pregúntate si quieres conseguir un esquema contrastado, combinando una cocina roja con verdes o azules turquesa, en un efecto dinámico y atrevido, o prefieres optar por un esquema armónico y muy moderado, juntándolo con colores neutros o cercanos en la rueda de color, como los amarillos, naranjas o fucsias. No hay una opción acertada, tan solo dependerá de tus gustos y personalidad. Así como el acabado seleccionado: los mates son algo más discretos, mientras que los brillantes añadirán un plus de sofisticación.

Cocina roja con mueble rojoCocina roja con campana roja

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No es una propuesta para tímidos: ¿y a ti, qué te parece la colorista apuesta de una cocina roja? ¿Te ha conquistado? Una cosa está clara, este color aporta gran carácter a cualquier ambiente y va bien con cualquier estilo decorativo, desde una cocina vanguardista hasta una de líneas clásicas.

Otros ejemplos de cocinas rojas

Cocina roja isla rojaCocina roja con mesa isla

Cocina roja estante


Previous article
Plato de ducha de mármol: la belleza de la piedra natural, a tus pies