Select your location
Internacional - Inglés

¿Cómo reformar una cocina sin hacer obra? 11 ideas interesantes

Top Trends

Solemos identificar instantáneamente una reforma con emprender obras, sin embargo, es posible renovar cualquier estancia de la casa sin tener que hacer este tipo de trabajos. Hay un sinfín de propuestas que permiten reformar una cocina sin obras, como instalar un nuevo pavimento sobre el antiguo o pintar los azulejos de pared o los muebles. Lo detallamos a continuación. ¡Encuentra grandes ideas y toda la inspiración!

1. SUELO NUEVO SIN RETIRAR EL ANTIGUO

Cuando uno se pregunta cómo reformar una cocina sin obras en el caso particular del pavimento, habrá que pensar en instalar sobre el suelo existente variedades ligeras, como el parquet de madera o sintético, el vinilo o la aplicación del microcemento. De este modo, evitamos el coste de retirar el pavimento, de llevar la runa al vertedero tras el derribo y, obviamente, también el tiempo de solicitar el permiso de obras. Pero, ¡atención!, es una solución que solo será posible en el caso de que la superficie esté correctamente nivelada.

2. DAR UN AIRE NUEVO A LOS AZULEJOS

Quien se haya cansado de la estética de los azulejos de pared, pero sin que estos estén deteriorados, tiene dos opciones: bien pintarlos o bien cubrirlos con un papel pintado especial con una capa vinílica, para que así resista a la humedad.

¿Qué hacer si el alicatado si está en mal estado, pero no se quiere eliminar? Son varias las soluciones, desde revestirlo con planchas de cartón-yeso o cubrirlo con mortero para luego pintar, hasta emplear losetas vinílicas o de materiales sintéticos. En cualquiera de estos casos se logra el objetivo de reformar una cocina sin obras, con rapidez y por poco coste.

3. QUITAR EL GOTELÉ

A pesar de que en otras épocas el gotelé era el acabado de moda, estos grumos en la pared han quedado obsoletos y cuando se está reformando una cocina sin obras puede ser el momento de decirles adiós. Son unos trabajos que los mañosos pueden hacer ellos mismos o, en caso contrario, habrá que recurrir a un profesional que deje la pared totalmente lisa.

4. PAREDES DECORATIVAS

En este punto también tratamos de las paredes y la forma cómo reformar una cocina sin obras dándole mucho estilo y gusto estético. Por ejemplo, se puede idear un zócalo a media altura que proteja los muros de manchas de salpicaduras y marcas de huellas. Los materiales para elaborar este arrimadero de pared son de lo más variados, como el Silestone, la madera, el PVC o tableros de MDF (fabricados con fibras de madera y resinas sintéticas encoladas y prensadas).

Otra sugerencia para estrenar paredes es pintarlas de otro color o, incluso, aplicarles algún efecto decorativo, como los acabados arenosos, los que imitan piedras o los que presentan texturas que aparentan el hormigón. Por cierto, la de pizarra es una de las pinturas más empleadas para dar protagonismo a una pared de la cocina. Aplicarla en un paño de pared resulta muy práctico para anotar la compra, una receta o dejar mensajes de citas importantes.

5. ESTRENAR MUEBLES… ¡SIN CAMBIARLOS!

De nuevo el ingenio permite renovar el aspecto de los armarios sin tener que sustituirlos, al menos al completo. ¿Cómo reformar una cocina sin obras cuando hablamos de los muebles? Bien sencillo, pintando los frentes y, si se desea, apostando por unos nuevos tiradores.

En el caso de que los módulos estén bien, pero las puertas y los cajones deban renovarse, si como es habitual la cocina está equipada con elementos de medidas estándar, podrás sustituir solo los frentes. Aprovecha, si notas que el conjunto está abigarrado, para instalar alguna puerta acristalada, que aligere visualmente el espacio.

6. OPTIMIZAR LOS INTERIORES

Otra idea interesante para reformar una cocina sin obras mientras se gana en comodidad y confort es organizar correctamente los interiores de los armarios, para que cada cosa se encuentre en su lugar idóneo. Por ejemplo, los sistemas de almacenaje extraíble resultan perfectos para acceder a rincones difíciles, como las esquinas. Bandejas, separadores y baldas resultan imprescindibles para mantener el orden diario en un espacio con tanto trajín como es una cocina.

Cocina negra a medida

7. SUSTITUIR LA ENCIMERA

Renovar la superficie de trabajo cuando se nota en ella el paso del tiempo es siempre una buena idea. Y todavía mejor es apostar por un material resistente. No hay mejor inversión. Así pues, se puede colocar acero inoxidable, piedra natural (recomendamos Sensa, un granito natural del Grupo Cosentino que cuenta con una protección antimanchas que la hace única), o materiales sintéticos de nueva generación como Silestone o Dekton, que ofrecen excelentes comportamientos en un lugar tan exigente como es una cocina. Ahora puedes planificar tu cocina en 3D.

Diseño a medida de cocina, nuevos grifos

8. RENOVAR LOS GRIFOS

Hoy día reformar una cocina sin obras debe cumplir un objetivo esencial: que el espacio sea más sostenible. De este modo, ¿por qué no apostar por una grifería que reduzca el consumo de agua? ¡Las equipadas con sistemas aireadores permiten ahorrar casi un 50 % el consumo de agua! Cuando no es necesario cambiar los grifos, por estar en perfectas condiciones, será suficiente con adaptar este dispositivo aireador en los existentes, para convertirlos así en más eficientes.

9. UNA ILUMINACIÓN MÁS ECO

Del mismo modo que puedes ahorrar en la factura del agua, también en la de la luz. ¿Cómo reformar una cocina sin obras y lograr una iluminación más sostenible? Con un pequeño gesto bastará, por ejemplo, cambiando las bombillas por leds. Y más cosas: también se pueden instalar tiras led bajo los armarios altos, que ofrezcan una buena claridad al área de trabajo.

Por otra parte, para lograr una buena iluminación artificial en el interior de los muebles, es habitual colocar focos que se encienden al abrir la puerta o el cajón.

10. VESTIR LAS VENTANAS

Las cortinas y los estores son vitales para modular la luz natural que entre en cualquier estancia, por ello no deben quedar olvidadas en el caso de la cocina. Lo más habitual es emplear estores enrollables de screen o de láminas de madera, pero la elección dependerá del estilo decorativo aportado a la estancia. Unas cortinas floreadas irán muy acordes con una cocina rústica, mientras que los paneles japoneses encajarán a la perfección en ambientes de aire actual y minimalista.

11. AÑADIR DETALLES DECORATIVOS

Para mejorar la estética de este espacio de la casa son de gran ayuda los pequeños toques decorativos que lo vuelvan más acogedor. Así, a la hora de reformar una cocina sin obras, hay que pensar en que las paredes pueden resultar un lugar perfecto para colgar cuadros o láminas. Y las estanterías pueden alojar los más variados adornos, desde una sopera antigua hasta un icónico jarrón damajuana, acompañado de flores secas. Sin olvidar, claro está, que con plantas se dará al espacio un estilo fresco y natural.

Cocina con diseño decorativos

Si además se opta por plantas aromáticas, serán ideales para emplearlas cuando se cocina. Menta, perejil y albahaca son de las variedades que más se tienen en casa y se emplean para condimentar deliciosos platos, aunque habrá que tener cuidado con que reciban la luz natural adecuada y, también, la aireación correcta. Solo así crecerán sanas.

¿Cómo reformar una cocina sin obras? Transformar su imagen no puede ser más sencillo aplicando alguna de estas propuestas. Y encima, el cambio de imagen se hará con un presupuesto ajustado. Sin duda, no se puede pedir más.


Previous article
Cosentino designada como Mejor Empresa Embajadora del Sur de España