Select your location
Internacional - Inglés

El calor de hogar que solo una chimenea puede ofrecer

Top Trends

No hay nada que apetezca más en estos días fríos que acurrucarse en el sofá con una manta frente a la chimenea. Y no hay nada que relaje más que ver el fuego crepitar.

En el post de hoy te lo contamos todo sobre chimeneas, desde el revestimiento ideal que deben tener, hasta el mejor modo de decorarlas. Puedes aprovechar estos días de frío para planear la reforma de esa vieja chimenea o empezar a buscar hueco en tu salón para hacerte con una. Porque la chimenea es objeto de deseo de todo buen amante del hogar y da muchas más satisfacciones que el trabajo que cuesta mantenerla limpia.

Revestimiento de chimenea blanco

Revestimiento chimenea White Macaubas con Sensa by Cosentino – Foto: Jason Hartog

La palabra chimenea, del francés cheminée tiene su origen en el siglo XII. A su vez, procede del latín, caminus que significa “estufa”, “horno”, “hogar”. Los ingleses la llaman fireplace para diferenciarla de chimney que para ellos realmente es el tubo por donde sale el humo. Sea como fuere, la chimenea está presente en nuestras vidas desde la Edad Media y sigue siendo un elemento muy apreciado para calentar y decorar una casa.

Pero, vayamos por partes. A continuación, te ayudamos a resolver las 4 preguntas más frecuentes en lo que a chimeneas se refiere.

 

1. REVESTIMIENTO PARA TU CHIMENEA: ¿CUÁL ELIGES?

Como te puedes imaginar, existen infinidad de propuestas para revestir tu chimenea: desde las más humildes de ladrillo o hierro, hasta materiales nobles como el mármol o el bronce. Nuestra propuesta es que elijas un material resistente que envejezca bien con el paso del tiempo y que aguante los cambios bruscos de temperatura. Nos encantan los revestimientos de granito y piedra para la chimenea.

Revestimiento para chimenea Kairos

Revesitimiento chimenea Kairos con Dekton by Cosentino – Foto: Nancy Nolan

Las chimeneas de granito son actuales y modernas, a la vez que resistentes. Las chimeneas en piedra natural tienen un encanto especial y encajan muy bien con cualquier estilo decorativo. Es una versión más contemporánea de la chimenea de mármol. En piedra natural blanca o negra quedará perfecta en tu salón. Los revestimientos de Dekton by Cosentino son ideales para las chimeneas en granito o en piedra natural. Tienen la ventaja de su fácil instalación (sistema de aplacado), la versatilidad de formatos y diseños, y la resistencia tanto al calor como al deshielo.

2. SISTEMAS DE ENERGÍA POSIBLES EN TU CHIMENEA: VENTAJAS E INCONVENIENTES

Las chimeneas pueden calentar con diferentes tipos de combustión: chimeneas de leña, chimeneas de gas, chimeneas de bioetanol y chimeneas eléctricas.

La chimenea de leña es la de toda la vida. Es la que más calienta, pero requiere un tiro largo, espacio para almacenar la leña y estar pendiente ¡de no quemar la casa! A nosotros es la que más nos gusta, pero hay que valorarlo todo, también su limpieza…

Revestimiento de chimenea moderna

La chimenea de gas funciona con el mismo gas que el de la cocina. Por lo tanto, necesitas tener instalación de gas en la vivienda -muchas casas nuevas ya no la tienen- y además que venga un técnico especializado a instalarla. El coste del gas es superior al de la leña y visualmente no tienen nada que ver. Las llamas son siempre iguales: nada de deleitarte contemplando el crepitar del fuego.

La chimenea de bioetanol tiene la ventaja de no necesitar tiro, por lo que la instalación es súper sencilla. Además, las llamas son reales: así no perdemos el momento chimenea. Por último, son ecológicas – el bioetanol se obtiene de la fermentación de hidratos de carbono- y muy eficientes. Todas estas ventajas hacen que las chimeneas de bioetanol se hayan popularizado y las veamos en resorts de montaña y hoteles de lujo.

Por último, estarían las chimeneas eléctricas. Son chimeneas fake, que ni calientan ni son chimeneas. Se utilizan con fines decorativos y consiguen el mismo efecto que poner un video de un fuego en la pantalla de la tele o del ordenador. Vamos, que no nos gustan nada. Así que nos olvidamos de ellas.

Revestimiento de chimenea clásica

Andrea Davis @andreaedavis

Cualquiera de estos sistemas de combustión para chimeneas permite diferentes revestimientos en chimeneas. Las alternativas resistentes como los revestimientos en granito o piedra natural comentados son especialmente interesantes en las chimeneas de leña y de gas.

 

3. ESTILOS DE TU CHIMENEA: CLÁSICO, RÚSTICO O MODERNO

Una vez que tengas claro el revestimiento que quieres para tu chimenea y el sistema de energía que vas a utilizar, puedes plantearte el estilo que buscas. Lógicamente, el estilo de tu chimenea tiene que estar en consonancia con el del espacio donde está ubicada.

Por simplificar las cosas, podemos hablar de tres estilos decorativos para tu chimenea: clásico, rústico o moderno. Si eres de los privilegiad@s que vives en una casa con un siglo de historia y disfrutas de una maravillosa chimenea de época, ¡no la toques! Si lo que quieres es emular el estilo clásico, existen tiendas especializadas que imitan chimeneas en mármol de estilo neoclásico o Luis XVI. Aunque, como todo lo que imita el pasado, suele ser una mala copia. Nuestra recomendación es que, salvo que tengas una chimenea clásica “de verdad”, huyas de las imitaciones.

 

Revestimiento de chimenea con Kelya

Revestimiento de chiemena Kelya con Silestone by Cosentino

Apuesta por una chimenea estilo rústico si vives en el campo o es tu segunda residencia en un lugar de montaña. En la chimenea rústica el revestimiento en piedra natural quedará perfecto. No te olvides de las hornacinas para almacenar la leña. Vístelas también en este material para dar sensación de continuidad y conseguir un espacio ordenado.

Por último, la chimenea estilo moderno se adapta bien a cualquier espacio. Es perfecta para viviendas de ciudad. Se caracteriza por las líneas rectas y equilibradas y permite subir el caché de tu salón si la dotas de un revestimiento de chimenea “lujoso”. Puedes encontrar un montón de buenas propuestas en el Pinterest de Cosentino dedicado a chimeneas.

 

4. DECORACIÓN ENTORNO A LA CHIMENEA: CÓMO INTEGRAR EN TU ESPACIO

 Ya tienes tu flamante chimenea, ¿y ahora qué? Es probable que debas recolocar los muebles o que te surjan dudas sobre cómo sacarle el máximo partido. En este punto hay dos enfoques: convertir tu chimenea en el punto focal de la estancia o dejarla en lugar secundario. Y la decisión que tomes dependerá de cuánto la aprecies -nos imaginamos que mucho porque la acabas de instalar- y del lugar que ocupe en la estancia.

Nuestra propuesta es que tu chimenea sea la reina del salón y que “recompongas” toda la decoración entorno a ella. Si tu espacio te lo permite, nos gusta colocar dos sofás simétricos enfrentados, uno a cada lado de la chimenea, y dos butacas con reposabrazos mirando al fuego. Habrás creado un agradable lugar de tertulia y reunión alrededor de la chimenea.

Revestimiento de chimenea beige

Bajando al detalle de qué poner en la chimenea, te proponemos algunos elementos ornamentales y otros utilitarios. Los elementos ornamentales pueden ser un bonito cuadro o fotografía sobre la pared del tiro de la chimenea. También un espejo es una buena solución. Si no pones nada en la pared, utiliza la repisa de la chimenea para colocar un par de candelabros de bronce, un reloj antiguo o una colección de velas con sus tulipas de cristal en distintos tamaños.

Respecto a los elementos utilitarios -que seguro vas a necesitar si tu chimenea es de leña-, esta es nuestra propuesta: morillos y protector, set de pinzas, pala y atizador, y cesta para la leña. Los puedes elegir en latón para un acabado más clásico o en hierro si tu estilo es rústico o moderno.

¿Listo para tu momento chimenea?


Previous article
La aerolínea Iberia premia a Cosentino