Select your location
Internacional - Inglés

Fregaderos de cocina pequeños: indispensables

Top Trends

A día de hoy los fregaderos se presentan en distintas medidas para adaptarse a todo tipo de espacios y necesidades. No hay duda de que un fregadero de formato grande permite más comodidad a la hora de trabajar en la cocina, pero, en ocasiones, hay buenos motivos para optar por un fregadero pequeño: porque el espacio es limitado o, incluso, porque se trata de una pileta auxiliar que complementa a la principal. Si quieres saber por qué los modelos de tallas comedidas son indispensables en tu caso, te lo contamos en detalle. No te pierdas esta miniguía:

Fregadero Integrity Q – Calacatta Gold de Silestone by Cosentino

¿QUÉ MEDIDAS TIENEN LOS FREGADEROS PEQUEÑOS?

Las piletas grandes tienen un largo de 80 cm en adelante. Los medianos ocupan aproximadamente 70 cm de largo y los fregaderos pequeños, hacen menos de 70 cm de largo. En cuanto a la profundidad, en los tres casos va entre 45 y 65 cm y la altura, de 14 a 30 cm.

Fregadero Integrity Q – Desert Silver de Silestone by CosentinoUn consejo: en el caso de apostar por un fregadero pequeño convendrá ser disciplinado y no dejar mucha vajilla u ollas por lavar, porque si no el desorden invadirá la cocina.

EN COCINAS DE POCOS METROS

Para que una cocina pequeña resulte funcional hay que controlar el tamaño de todos los elementos; en consecuencia convendrá instalar un fregadero pequeño pero de unas dimensiones mínimas de 50 x 50 cm, a poder ser, para que las labores que se realizan en él puedan hacerse sin estrecheces.

Fregadero Integrity One – Blanco Zeus de Silestone by CosentinoSi hay que plantearse entre sacrificar encimera para tener un fregadero amplio o tener una superficie de trabajo suficiente y un fregadero de tamaño reducido, la segunda opción es la más acertada. En especial cuando el uso que se haga del fregadero vaya a ser escaso, al contar con un electrodoméstico imprescindible hoy día para ahorrar tiempo e incluso consumo de agua y electricidad: el lavaplatos.

Fregadero Integrity Top – Cemento Spa de Silestone by CosentinoPor cierto, una forma de rentabilizar al máximo un fregadero de cocina pequeño es incorporar en él pequeños accesorios como cestas, un colador metálico o incluso integrar una tabla de cortar como tapa, multiplicando así el espacio de trabajo.

CUANDO NO HAY ESCASEZ DE ESPACIO

En el caso opuesto encontramos las cocinas holgadas, tan espaciosas que incorporan una isla, una península o una amplia barra de desayunos. En esos casos, para evitar grandes desplazamientos entre las distintas zonas, lo habitual es instalar un fregadero principal junto al lavavajillas y otro de apoyo cerca de la zona de cocción, destinado principalmente a lavar los alimentos y limpiarse las manos. Así pues, en el área de preparación bastará con un fregadero pequeño de a partir de 30 x 45 cm.

Fregadero Integrity Top – Blanco Zeus / Encimera Et Calacatta Gold de Silestone by Cosentino

¿CUÁLES SON SUS FORMAS HABITUALES?

En caso de querer rentabilizar hasta el último centímetro habrá que seleccionar modelos cuadrados, de un solo seno, o bien rectangulares, con dos senos o uno y medio. Los diseños redondos, que fueron muy habituales décadas atrás, son menos habituales en la actualidad, debido a que desaprovechan el espacio disponible y no se adaptan bien a los objetos que vas a introducir, como sartenes y su largo mango, por ejemplo.Mención aparte merecen los fregaderos esquineros, también de tamaño reducido para que sean más fáciles de instalar en un lugar complicado como es un rincón.

¿Convencido ya de que un fregadero pequeño es imprescindible en tu cocina sea cual sea el tamaño de ésta?

Fregadero Integrity One – Blanco Zeus de Silestone by Cosentino


Previous article
¡Llena tu cocina de verano!