Select your location
Internacional - Inglés

La cocina, siempre ordenada: ¿Cómo conseguirlo?

Top Trends

¿Quieres aprovechar estos días para reestructurar tu cocina? Es el momento de ponerte manos a la obra con un firme propósito: conseguir una cocina digna de Marie Kondo, la famosa gurú del orden. Organizar la cocina adecuadamente se traduce en una mejor sensación de bienestar para ti y tu hogar, así que comencemos. Sigue estos consejos y el caos jamás volverá a tu cocina.

QUEDARSE CON LO IMPRESCINDIBLE

Para evitar que cuando vayas a buscar un tupper se te caigan todos encima o que necesites vaciar un cajón antes de alcanzar aquella olla grande que necesitas para elaborar un caldo, el primer paso consiste en eliminar cosas: ¿Qué tiro? Todo lo que esté deteriorado y sea inservible. ¿Qué dono? Lo que se encuentra en buen estado pero no uso ni necesito. Según el método Konmari, de Marie Kondo, hay que vaciar por completo cada cajón, gaveta y armario y realizar esta labor de selección. Aprovecha para limpiar bien los interiores. Si sientes la tentación de solo quitar lo que piensas que te sobra, seguro que acaban entre tus enseres cosas que en realidad no usas. ¡Quédate solo con lo básico!

¡HORA DE GUARDAR!

El siguiente paso para organizar la cocina de forma eficiente es guardar. Lo mejor es realizar esta tarea en tres fases: primero todos los objetos de cocina y mesa (ollas, sartenes, vajillas, vasos, cubiertos, manteles…), luego los productos de limpieza (estropajos, geles lavavajillas, trapos…) y a continuación la despensa (alimentos en lata, frescos…).

Ahora, en el momento de colocar cada cosa, agrupa los objetos por categorías y guárdalos juntos: por ejemplo, los utensilios de cocción en una gran gaveta (cazuelas, ollas, sartenes…), los tuppers en un armario, los cubiertos y pequeños utensilios en cajones con separadores. Si la repostería es tu pasión, diseña un rincón con todos los enseres necesarios (mangas pasteleras, moldes, cortadores de galletas, tamizadores…). En todo caso, apila todo lo que puedas. A este efecto son muy prácticas las sartenes con el mango desmontable, para un almacenamiento compacto.

CADA OBJETO, EN SU LUGAR

Es mejor tomar un tiempo en reflexionar qué lugar debe ocupar cada cosa a hacerlo sin criterio, especialmente cuando se trata de organizar una cocina pequeña, pues el resultado será que si cada objeto tiene el sitio que le corresponde y cuando terminas de usarlo lo devuelves a su lugar, nunca más reinará el desorden. Y en caso de detectar que necesitas accesorios para procurar una mejor distribución, es el momento de hacerte con ellos. Pivotes separadores, bandejas extraíbles para condimentos, rejillas para el estropajo…

Proyecto: Vincennes

Como regla general sitúa los productos de uso habitual por encima de la cintura y hasta tu estatura, las medidas ergonómicas para un acceso cómodo, y los de empleo más esporádico en el resto de espacio. A ser posible instala la despensa cerca del frigorífico y emplea botes herméticos transparentes, en cristal o plástico, o metálicos con visor o etiquetas, para una óptima conservación de productos como legumbres, pastas, arroces, frutos secos, galletas…

El mueble bajo el fregadero suele ser el lugar más corriente donde solemos guardar los productos de limpieza. Si te parece demasiado accesible porque tienes hijos pequeños en casa, cierra esta área con llave o colócalo en un módulo alto. Por seguridad, nunca juntes geles, lejías, amoníacos, etc. con los alimentos. Recuerda siempre mantenerlos con sus envases originales, sin quitarles las etiquetas.

CÓMO ORGANIZAR UNA COCINA PEQUEÑA

En las cocinas de todos los tamaños, y más especialmente cuando se trata de organizar una cocina pequeña, no hay nada mejor para que la cocina se perciba en total orden y te resulte muy fácil limpiarla que liberar las encimeras y dejarlas despejadas. Son una superficie para trabajar y en muchas ocasiones las abarrotamos de pequeños electrodomésticos que apenas usamos. Alberga sobre ellas el robot de cocina, si lo empleas al menos dos veces por semana, la tostadora y la cafetera, si las usas a diario… El resto están mejor guardados en un mueble con puerta de persiana y así evitamos que provoquen ruido visual.

En definitiva, organizar la cocina te permitirá tener en orden la estancia de la casa que alberga gran cantidad de objetos de cariz muy distinto, asignando a cada cosa su lugar concreto y definitivo. Como ves, no es un trabajo tan laborioso y los resultados son para siempre. No cedas a la tentación de la acumulación innecesaria pues, al final, no encontrarás aquellos utensilios que sí te hacen falta. Y con tu renovada cocina disfrutarás más de ella, garantizado. Porque una cocina bien organizada solo puede transmitir calma y felicidad.


Previous article
Recreación de Raúl Martins para Cosentino City Madrid