Select your location
Internacional - Inglés

La decoración industrial en el diseño de interiores

Top Trends

El estilo industrial nació durante los años 50 en Estados Unidos, cuando un gran movimiento de artistas, -pintores, escultores, fotógrafos y todo tipo de creativos-, se desplazaron desde el corazón de las grandes ciudades al extrarradio. Allí decidieron reconvertir antiguas fábricas en viviendas, en busca de amplitud y luz, unos inspiradores espacios diáfanos en los que fluyera la creatividad.

Los ambientes abiertos y conectados eran, así, perfectos para que pudieran tener sus talleres en sus propios hogares. Más tarde, esta corriente se trasladó a Londres y otras ciudades europeas como París o Praga, convirtiéndose en una tendencia muy popular todo el mundo.

El estilo industrial se reinventa pero sigue fiel a sus orígenes

Estos lofts de estilo industrial siguen en auge en la actualidad, casi 70 años más tarde de su inicio, con grandes ventanales, pilares y vigas al descubierto, conductos y tuberías de las instalaciones vistas y unos espacios de techos altos, amplios y sin particiones. El lujo de la sencillez es lo que impera.

Los espacios desnudos que mostraban los materiales y la rudeza de su construcción de antes, ahora se adaptan a las nuevas necesidades y tecnologías, para crear ambientes más confortables, cálidos y familiares, aunque sin perder su esencia vintage.

Una arquitectura sencilla y auténtica

Los ambientes siguen careciendo de pretensiones, resultan tan sencillos como bellos. Los materiales e instalaciones originales de la construcción enfatizan la presencia estética y decorativa de las paredes de ladrillo visto u hormigón, mostrando asimismo las vigas de hierro o madera de los techos altos, y exponiendo también conductos como los sistemas de ventilación, de electricidad, cañerías del agua… ¡Todo se deja a la vista sin disimulos!

En cuanto a suelos y paredes, uno de los más usados es el microcemento, que proporciona una superficie continua muy práctica y fácil de limpiar y mantener. También triunfan materiales que lo imiten como Orix de Dekton by Cosentino, que ofrece la estética del cemento desgastado gris, dando un aspecto decadente y bohemio tan acorde con la estética industrial. Los materiales en bruto reconquistan los hogares.

Decoración de interiores de gran carácter

Sin necesidad de vivir en un gran loft, gracias a la decoración y materiales arquitectónicos, podemos ambientar las viviendas con el estilo industrial, seleccionando piezas de aspecto contundentes y llamativo, en las que predomine la madera sin tratar, el metal y también el cuero. Para las estanterías, una apuesta siempre acertada son las de metal, con estructuras que nos recuerdan a las de viejas oficinas o las que todavía se instalan en almacenes o trasteros.

Sin duda, otra de las claves a la hora de escoger muebles de estilo industrial es el upcycling, es decir, reciclar y dar nuevos usos a antiguas piezas como palés, estructuras de mesas y bancos, bobinas recuperadas como pie de mesa o rodamientos de antiguos ascensores expuestos en la pared a modo de obra escultórica. Cualquiera de estos elementos ofrecerá una gran personalidad.

Encimera Lunar de Dekton by Cosentino

Materiales y texturas de reminiscencias fabriles

Como comentábamos con anterioridad, las paredes suelen presentar texturas, son un “cuadro” más de la vivienda y reclaman su protagonismo. Por ejemplo, las paredes de ladrillo visto, de cemento o de hormigón son un icono del estilo industrial. Se apuesta por no enlucir los muros o, para conseguir un efecto parecido, por una pintura industrial que ofrezca un acabado decorativo que las haga parecer desgastadas. Otra opción es el papel pintado o vinílico. E incluso con revestimientos tan innovadores como la colección Industrial Serie de Dekton by Cosentino, que llega a imitar superficies oxidadas. Los colores sobrios imperan en este estilo de decoración, como el color Soke, ideal si se quieren recrear los suelos de cemento clásicos, o Trilium, para resultados de impacto, pues la textura imita piedras volcánicas y presenta unos atractivos toques grises y negros.

Parece que el diseño industrial ha vuelto, y bien acompañado, ¿te atreves con su estilo de carácter urbano que ofrece la funcionalidad como principal característica?


Previous article
¿Cuánto cuesta reformar un baño? ¡Precios actualizados!