Select your location
Internacional - Inglés

Las 7 claves para crear una cocina rústica

Top Trends

¿Quién dijo que las cocinas rústicas estaban pasadas de moda? En este post te damos un montón de ideas para conseguir una cocina rústica, pero actual y moderna, que no se parezca en nada a la de tu abuela (¿o sí?). Porque la tendencia de la cocina moderna, minimal con líneas depuradas y funcionales, convive de maravilla con la cocina rústica, de campo, con elementos orgánicos y naturales, caótica e imperfecta.

Encimera Blanco Zeus de Silestone by Cosentino

La buena noticia es que, si te gusta esta tendencia, no tendrás que vivir en el campo o darle rienda suelta en tu casa de verano. La cocina rústica es posible también en el ámbito urbano porque, bien planteada, es elegante, decorativa y ¡muy estilosa!

 

  1. Materiales honestos y sin pretensiones en tu cocina rústica

En tu cocina rústica, gran parte del aspecto “antiguo” estará en el continente; es decir, en los materiales que conforman techos, suelos y paredes. Si tienes la buena fortuna de disponer de techos abovedados o con vigas vistas, ya tendrás ganado gran parte de tu esfuerzo en decoración.

Foto: Ionut Vlad @ionutvladphotobook

Los suelos de barro, hidráulicos o de madera envejecida son también materiales que casan muy bien con este estilo decorativo. Por último, paredes de piedra combinadas con madera son elementos a potenciar en una cocina rústica moderna.

 

  1. Maderas recuperadas al natural o con color

Y pasemos del continente a los muebles de cocina. Tanto en las cocinas pequeñas rústicas como en las que disponen de una isla, estamos viendo muebles hechos a partir de maderas recuperadas. El acabado puede ser natural o estilo raw -sin tratar- o en colores teñidos. Los muebles de pino teñidos en verde menta o blanco roto son tendencia. La cocina rústica blanca es una apuesta segura, pues aporta la calidez de la madera con la luminosidad y funcionalidad del blanco. Y además, nunca pasa de moda.

Isla Blanco Zeus de Silestone by Cosentino

 

  1. Campanas, fogones y fregaderos… con mucha presencia

Cocinas rústicas de obra: toda cocina country-side que se precie tiene algún elemento a medida o de obra. Nos encantan las campanas de obra en tamaño XXL, los fogones de gas con aspecto industrial o los fregaderos de piedra en gran formato con aspecto de abrevaderos.

Foto: Camylla Battani @camylla93

En tu cocina rústica, el área de trabajo -preparación, cocción y lavado- es importante, porque si no ¿a qué hemos venido a la cocina? En la cocina rústica el aspecto “utilitario” recupera su esencia y se prima lo práctico a lo bonito, consiguiendo paradójicamente una estética muy atractiva. Porque el encanto de la cocina rústica está en su honestidad y en su falta de pretensiones. Además, esto es muy útil en cocinas pequeñas rústicas, donde es espacio para almacenar es reducido.

 

  1. Encimeras de piedra natural o inspiradas en ella

 Y pasamos al capítulo de la encimeras. En esta búsqueda de elemento auténticos y primitivos, la encimera ocupa un papel muy relevante en la cocina rústica. Son encimeras de mármol macael, granito o cemento pulido, o que se inspiran en cualquiera de los anteriores pero con propiedades mejoradas, como son los diseños de la colección Eternal de Silestone by Cosentino o la de Natural de Dekton by Cosentino. Encimeras que lo invaden todo y continúan hasta la mesa de comer o mesa de trabajo. Encimeras rotundas, gruesas, de una pieza, con aspecto de haber pasado de generación a generación y ser capaces de sobrevivir a un terremoto. Estas encimeras son ideales para crear cocinas rústicas modernas y cocinas rústicas blancas, ambas muy en tendencia.

Encimera Lyra con Silestone by Cosentino

 

  1. Muebles del pasado con una segunda vida

  En la decoración de la cocina rústica es importante incorporar, entre el mobiliario, algún elemento de herencia. Pueden ser objetos de familia que han llegado hasta ti o que has adquirido en un almoneda o rastrillo, aunque estemos hablando de una cocina rústica moderna.

Foto: Randy Fath @randyfath

Nos referimos a muebles del pasado que recuperamos para nuevos usos: una mesa tocinera que ahora sirve de isla, un mostrador de tienda de ultramarinos que pasa a ser barra para almorzar o una antigua fresquera que se convierte en alacena para guardar la fruta. Lo importante es que mantengan su encanto, estén bien restaurados y nos cuenten una historia.

 

  1. Objetos deco muy country-side

Llegados a este punto del post, ya nos podemos recrear en los pequeños detalles y objetos decorativos para tu cocina rústica. Empecemos por disponer de unas sillas de enea alrededor de la mesa de pino corrida, y colocar sobre la mesa o isla, unas lámparas de techo tipo polea en porcelana o barro cocido.

Sigamos con la zona de cocción y coloquemos ollas y pucheros de cobre a la vista, en esta campana de obra XL que mencionamos al principio.

Foto: Deborah Flōden @dboraf

Y terminemos con esos pequeños detalles en el mobiliario que dan el toque final: los tiradores de los armarios con forma de concha, la grifería en cruz o los faldones de tela en algún vano del armario. Personalmente nos encanta ver tarros de mermelada primorosamente cubiertos con tela de cuadritos rojos y blancos, y baldas en vitrinas y alacenas rematadas con paños de hilo y vainica.

 

  1. Rústico + Industrial = Combinación ganadora

Si después de este post  no sabes por dónde empezar, nos despedimos con un chivatazo imbatible para conseguir esa cocina rústica que tanto te gusta. Apunta: mesa de madera corrida en pino sin tratar más sillas de hierro industrial.

Foto: Aw Creative @awcreative

 

El binomio rústico e industrial nunca defrauda. El resultado es una cocina calentita, acogedora, pero también una cocina rústica moderna y funcional. Las marcas más populares en mobiliario tienen muebles de esta tendencia a precios razonables y no te constará mucho decorar tu cocina rústica con dos pequeños cambios.

Nadie se atreverá a decir que la cocina rústica está pasada de moda cuando descubra la tuya.

 


Previous article
Silestone® amplía “Eternal”, su colección de colores más exitosa