Select your location
Internacional - Inglés

Mármol de Carrara: un lujo a tu alcance

Top Trends

La piedra natural ha sido, desde la Antigüedad, un material muy preciado en la construcción y el diseño de interiores y, por supuesto, en el arte. Por ejemplo, Miguel Ángel iba a seleccionar personalmente los bloques de mármol de Carrara que emplearía en sus obras, tales como La Piedad o el David. Precisamente el prestigioso mármol de Carrara está producido en la zona norte de la Toscana, en Italia, en la región de los Alpes Apuanos y cuenta con unas canteras de las que se extrae esta apreciada variedad de mármol blanco de Carrara, sinónimo de calidad y lujo. ¿Quieres conocer la composición, las aplicaciones en arquitectura e interiorismo, las peculiaridades y el mantenimiento del mármol de Carrara? Pues sigue leyendo, te revelamos todo sobre esta reputada piedra.

Dekton Natura and Opera

UNA PIEDRA REPLETA DE MATICES

El mármol en general, y el de Carrara no es una excepción, es una roca metamórfica compuesta principalmente por carbonato cálcico, lo que define el color blanco del mármol de Carrara, y sus matices son el resultado de la intrusión de algunos componentes, tales como silicatos magnésicos, mica, cuarzo, clorita, óxido de hierro… De ahí que el colorido del mármol de Carrara vaya del blanco al blanco perla y que sea habitual ver en él vetas grises muy finas (a veces de un gris azulado). Aparte, el mármol blanco de Carrara es de grano fino y aspecto harinoso. Respecto a su dureza, se encuentra de 3 a 4 en la escala de Mohs.

Se pueden distinguir tres variedades de mármol blanco de Carrara, en función del tono cromático de la masa de fondo: uno con una matriz muy blanca y un ligero veteado apenas marcado; otra segunda opción con un fondo no tan blanco y, por último, la variedad con fondo más oscuro, en un blanco gris perla. Por su parte, las canteras activas hoy en día están ubicadas en tres lugares: Colonnata, Ravaccione y Fantiscritti. La extracción del mármol en esta zona de los Alpes Apuanos italianos tiene orígenes muy antiguos y actualmente la piedra se corta con hilo diamantado, consiguiendo que cada pieza sea única e irrepetible, como ocurre con todo en la naturaleza.

Mármol Carrara blanco con grifería negra

APLICACIONES DEL MÁRMOL DE CARRARA

El mármol blanco de Carrara es un material apto para viviendas, oficinas y locales comerciales por su belleza, durabilidad y elegancia. Esta variedad de mármol se aplica básicamente para revestir paredes, en pavimentos, para encimeras de cocinas o baños, salpicadero en la zona de fuegos, escaleras o de embocadura de chimenea. Aparte, puede utilizarse tanto en interiores como en exteriores, por ejemplo, en este último caso, a modo de fachadas. ¿Más aplicaciones? Por supuesto, también conformando los sobres de mesas (de comedor o auxiliares), tapas de aparadores, pies de un sillón o piezas completas muy escultóricas, como mesa. Sin duda, este siglo XXI el mármol de Carrara está de tendencia y se usa en espectaculares muebles de diseño aportando sofisticación y estilo. Incluso lo encontramos en luminarias y complementos de decoración, como bandejas.

Se comercializa en muchos formatos, tamaños y espesores y el acabado en el que lo veremos más habitualmente será el pulido, cuyo brillo reflejará la luz consiguiendo resaltar aún más su espectacularidad, consiguiendo ambientes de gran personalidad y carácter. Aunque hay que tener en cuenta no emplear un pulido como solado, porque resultaría resbaladizo. Y es que el mármol de Carrara es una piedra que también admite otro tipo de acabados, como el apomazado, envejecido o arenado, por destacar solo algunos.

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DEL MÁRMOL BLANCO DE CARRARA

El mármol blanco de Carrara tiene unas excelentes características, se trata de un material noble resistente y altamente atractivo, aunque no deja por ello de ser poroso, lo que hace que su cuidado deba hacerse con los productos adecuados pues, por ejemplo, es susceptible a los ácidos. En general, se friega simplemente con agua tibia o, a lo sumo, con una solución jabonosa con un limpiador neutro. Y para prolongar su brillo natural, es aconsejable aplicarle de vez en cuando cera especial para mármol. En caso de que con el paso del tiempo hayan quedado marcados arañazos o rayadas en la superficie, la solución pasa por pulir el suelo. Como curiosidad, precisamente la palabra mármol procede del latín marmor, que etimológicamente significa piedra que se puede pulir.

En caso de que se vaya a emplear mármol blanco de Carrara en zonas expuestas al agua, como en la ducha o la encimera de cocina, la piedra deberá irse tratando con un recubrimiento especial a base de resinas selladoras especiales, para conservarla en estado óptimo.

Mármol Blanco Carrara

¿Quieres conocer una alternativa con la misma estética, pero aún mejores prestaciones? Te invitamos a que descubras los modelos Opera y Aura 15 de la Serie Natural de Dekton, que reproducen exactamente su belleza. Dekton es un material de última generación de la máxima resistencia, pues presenta una gran resistencia al rayado, a la abrasión, al calor y que, además, repele las manchas, lo que hace de él una apuesta que ofrece la máxima higiene y facilidad de limpieza.

En resumen, el mármol blanco de Carrara o los materiales que lo reproducen, cobran mucho interés en arquitectura y el diseño de interiores porque regalan nobleza y sofisticación a los espacios con su estética, a base de un simple veteado gris que añade interés a la superficie blanca. El resultado son una serie de ambientes luminosos y más espaciosos visualmente que atraen todas las miradas.

Las magníficas características estéticas y físico-mecánicas del mármol de Carrara hace que, a pesar del paso de los siglos, siga teniendo una alta demanda y se utilice en todo el mundo, pues combinará muy bien con cualquier otro material y además resulta muy versátil y puede emplearse tanto en ambientes de estilo contemporáneo, como en los de acento clásicos o bien rústico.


Previous article
Emilio Gil en Cosentino City Madrid