Select your location
Internacional - Inglés

Pasión por un baño rojo

Top Trends

Los baños rojos comienzan a pedir paso en decoración. El rojo es un color ideal si quieres que el espacio rebose fuerza, vitalidad y una buena dosis de optimismo. Diseñar el baño con esta paleta podría resultar arriesgado, sobre todo si la presencia del rojo es muy predominante. Pero con estos secretos que te damos, el resultado será todo un éxito. Te ofrecemos toda la inspiración para decorar el baño en rojo.

Baño Restaurante Okami

EL ROJO, INTENSO Y MUY POTENTE

El color rojo conseguirá activarnos y dar un toque divertido al espacio. No obstante, hay que reconocer que en su tonalidad más pura es bastante atrevido y cautiva todas las miradas, así que habrá que ser moderado en su uso y no emplearlo en más de la mitad de la estancia. Es perfecto para las paredes, o poner en acento en una, como la que alberga el plato de ducha, las encimeras de lavabo, el mobiliario… Pero en pinceladas, dado que si lo queremos destacar todo, conseguiremos el efecto contrario. La fórmula para que el rojo funcione en un baño es equilibrarlo con colores neutros. Decorar la pared y los muebles en rojo puede producir una gran sensación de agobio, elije entre un elemento u otro pero nunca ambos. ¿Qué todavía te parece excesivo? Aplícalo a cuentagotas solo en los accesorios, como las toallas, la jabonera o la escobilla, pequeños objetos que animarán el ambiente.

Proyecto: Cocinas Almi

Además es un color que absorbe mucha luz y solo refleja el 20% de la misma, frente al 64% que refleja el gris claro y el 80% que refleja el blanco, por ejemplo. De este modo, no conviene abusar del rojo en el baño y solo se recomienda emplearlo profusamente en espacios amplios y luminosos.

UNA PALETA MUY VERSÁTIL

Las tonalidades fuertes y vibrantes son las que están prohibidas en más de la mitad de la estancia, no así las variantes de rojo más apagadas, que proporcionan mayor candidez al ambiente, como los rosas pastel o los rosas salmón, con un matiz anaranjado.

Proyecto: Conde de Aranda – Foto: Raquel Elliot

Aparte, ten en cuenta que aunque el rojo es un color primario cálido, cuando tiene una proporción grande de azul, como en el caso del rojo púrpura, se transforma en una modalidad más refrescante.

UNA DUCHA DE COLOR

La cromoterapia (también denominada colorterapia) es la combinación de agua, luz y color estimulando el cuerpo y el estado anímico de las personas. En concreto, al rojo se le atribuye propiedades energizantes que inducen al dinamismo. Tecnología puntera en el equipamiento del baño para comenzar el día con un baño de energía. ¿No te parece buena idea?

Es bien sabido que el rojo es una apuesta atrevida para un baño, es por ello que en muchas ocasiones se emplea en estancias sofisticadas y de fuerte carácter o también en baños infantiles cargados de energía, especialmente en combinación con otros colores vivos, como un naranja o un verde lima.


Previous article
Una casa con estilo para toda una vida