Select your location
Internacional - Inglés

Tipos de fregaderos de cocina: ¿Qué material me conviene más?

Top Trends

¿Un fregadero de cocina de acero inoxidable, sintético, de granito, de cerámica…? Una cocina nueva debe tener un diseño bien estudiado, pero, además, contar con materiales resistentes y que apenas requieran mantenimiento. Por eso deberás plantearte bien qué material te conviene entre todos los tipos de fregaderos de cocina existentes en el mercado. Y es que de la elección del material, color y forma de este elemento protagonista de la zona de aguas dependerá, en gran medida, el estilo de tu cocina. ¿Por cuál te decidirás tú? Descubre sus características y los cuidados que precisan para acertar de lleno en la elección.

Fregadero inox

FREGADEROS DE COCINA METÁLICOS: DE INOX O COBRE

Entre los tipos de fregaderos de cocina más populares sin duda los de acero inoxidable son líderes indiscutibles por su precio asequible, ligereza y resistencia. Su inconveniente es la sensibilidad al rayado. La aleación inox 18/10 (compuesto por un 18% de cromo, un 10% de níquel y la parte restante de otros elementos que mejoran la calidad final del producto) es la más empleada por la mayoría de fabricantes, porque garantiza unas superficies duraderas. Por otra parte, a mayor grosor, más calidad: los espesores suelen estar entre 0,7 y 1,2 mm.

Para el mantenimiento de los fregaderos de cocina de inox, habrá que lavar de forma periódica con agua y jabón neutro hasta la eliminación de la suciedad, empleando bayetas o esponjas que no arañen la superficie. Luego enjuagar con abundante agua y secar con una toalla de microfibra suave y seca. En el caso de que quieras eliminar las manchas de cal que produce el agua, emplea una solución compuesta de una parte de vinagre blanco y tres de agua.

Otra alternativa metálica la ofrecen os fregaderos de cocina de cobre, que también resultan duraderos y tienen un componente estético superior a quienes les gusta su colorido entre anaranjado y rojizo. Dado que es un metal que se ha puesto de moda, son muchas las marcas que comercializan este tipo de fregaderos de cocina que ha llegado para quedarse. Aunque para mantenerlos como el primer día convendrá secarlos tras cada uso, sino la superficie oscurece. Ahora puedes planificar tu cocina en 3D.

Fregadero blanco de dos senos para cocina

FREGADEROS DE COCINA SINTÉTICOS

Los nuevos tipos de fregaderos aúnan en su composición los mejores materiales para garantizar la resistencia, seguridad e higiene que precisa este elemento en el que limpiamos cacerolas, lavamos alimentos, llenamos ollas… Por ejemplo, los tipos de fregaderos de cocina sintéticos de Silestone, son un tipo de fregadero formado por resinas y un 94% de cuarzo, tienen unas fabulosas características: baja porosidad, resistencia a los impactos, a temperaturas elevadas y al contacto frecuente con agua y grasa. En el aspecto decorativo, estos fregaderos pueden integrarse con la encimera de cocina, si se desea, consiguiendo una estética unificada. E incluso se puede diseñar el escurridor haciendo unas simples hendiduras en la superficie de trabajo. ¿Más ventajas de los fregaderos de cocina sintéticos, aparte de su alta durabilidad? Que se fabrican en una gran variedad de colores (blanco, arena, marrón, gris y negro) y texturas (lisa pulida, satinada y rugosa). Por cierto, para la limpieza de Silestone no necesitas ningún producto especial, aunque sí debes evitar lejías o productos químicos.

Fregadero de cocina de porcelana

FREGADEROS DE COCINA DE CERÁMICA O PORCELANA

Los fregaderos de cocina de cerámica (conocidos también como fregaderos de porcelana) están fabricados con materiales 100 % naturales y son cada vez más difíciles de encontrar en el mercado, dado que sí que son higiénicos y de fácil limpieza, pero tienen el inconveniente que son sensibles a los golpes fuertes. Respecto a su estética, conforman piezas ideales en cocinas de todos los estilos, desde clásicas o rústicas hasta más de vanguardia. Aparte del tradicional color blanco, también se encuentran teñidas en otras tonalidades. Para el cuidado de estas superficies de alto brillo, bastará limpiar con agua, jabón y un estropajo. En el caso de manchas más persistentes, es recomendable emplear vinagre blanco.

Fregadero de cocina de dos senosTIPOS DE FREGADEROS DE COCINA DE GRANITO

Entre los tipos de fregaderos de cocina realizados con piedra natural, el granito es la variedad más empleada. Se trata de un material pesado, si lo comparamos con todos los mencionados anteriormente, resistente y que no se lleva bien con los productos abrasivos ni los ácidos. Estéticamente, aporta robustez a la cocina y una belleza única y entre sus cualidades está su durabilidad y resistencia a los golpes. Los fregaderos de cocina de granito suelen incorporar una capa selladora, que protege a la piedra de la erosión y las manchas. Para su limpieza emplea limpiadores suaves o el infalible vinagre blanco.

VIDRIO TEMPLADO: UN MATERIAL ALTERNATIVO

Poco implantado en el mercado, los fregaderos de cocina de cristal templado resultan higiénicos y para su mantenimiento bastará pasar un paño impregnado de limpiavidrios. Además, son habituales en acabado transparente o color blanco y negro, pero pueden encontrarse también en otras cromáticas. Eso sí, son vulnerables a los impactos fuertes.

Anotar asimismo que las propuestas más actuales apuestan por la combinación de dos materiales, siendo el cristal con cubetas en acero uno de los tándems más habituales y resultando así un fregadero muy resistente y duradero.

Fregadero de un seno blanco

ELEGIR EL TIPO DE FREGADERO DE COCINA EN FUNCIÓN DEL ESPACIO

Del mismo modo que existe una amplia variedad de materiales, las formas de los fregaderos también logran adaptarse a la perfección al espacio disponible. En estancias amplias, lo ideal son los tipos de fregaderos de dos senos a poder ser que incorporen el escurridor. Otra opción son los modelos grandes de una única cubeta, cuyo diseño y estética resultará muy impactante. ¿Y en las cocinas de pocos metros? Nada mejor que una pica cuadrada de dimensiones comedidas, mínimo de 50 x 50 m. Piensa que las redondas no optimizan igual de bien cada centímetro.

Otra solución práctica son los tipos de fregaderos de cocina en esquina, que te permitirá aprovechar esta zona de la estancia que a veces queda en desuso. ¡Con los fregaderos esquineros dirás adiós a los espacios muertos!

Un último apunte importante, con indiferencia del material y la forma de tu nuevo fregadero de cocina ten en cuenta que requerirá una limpieza regular para mantenerlo cuidado y con un aspecto impecable. Así tu fregadero se verá como nuevo siempre.


Previous article
Cosentino consolida su proyecto empresarial en 2019