Limpieza y mantenimiento Sensa

La piedra natural de Sensa by Cosentino casi no necesita mantenimiento gracias a su protección antimanchas, por lo que no se requiere de ningún otro tratamiento para protegerla.

Cómo limpiar Sensa

Image of Paso 1 in Sensa - Cosentino

Paso 1

Aplicar jabón neutro sobre la zona afectada y frotar suavemente de manera circular utilizando una esponja húmeda de microfibra.
Image of Paso 2 in Sensa - Cosentino

Paso 2

Dejar actuar un par de minutos y pasa una bayeta para eliminar cualquier resto de jabón. Después sécalo con papel de cocina.

Preguntas frecuentes del mantenimiento de Sensa

Por la gran capacidad de penetración del producto (puede llegar a ser de hasta 5 mm) no se necesitaría ninguna actuación en la mayoría de los casos, y en caso extremo, habría que volver a aplicar el producto en esa zona. En cualquier caso, es aconsejable que este trabajo lo lleve a cabo un especialista para consei;uir los mejores resultados.

No apoyar directamente objetos muy calientes sobre la encimera. Se recomienda usar salvamanteles para evitar que se marque la piedra.

En estos casos, se produce una marca metálica sobre la superficie. La finalidad de esta limpieza es conseguir eliminar la mancha metálica. Para ello se puede usar un limpiador de metales diluido en agua, junto con un estropajo azul humedecido (siempre con movimientos circulares). También se puede usar vinagre de limpieza o un producto antical.

Sensa puede aplicarse a solería y revestimiento de paredes, teniendo en cuenta que en el caso de los suelos, si el tránsito del espacio es muy alta, se llegará a degradar el tratamiento antimanchas con el que cuenta la piedra.

No se recomienda usar lejía ni productos agresivos para la limpieza de Sensa.