Cosentino Houses

Una cocina nacida para ser influencer

Gina Mannberg, Skandinaviska Shakerkök

Imagen número 15 de la sección actual de Una cocina nacida para ser influencer

Localización

Skåne, Suecia

Material

Silestone

Color

Nolita con superficie mate Ante

Aplicación

Cubierta

Arquitectura / Diseño

Gina Mannberg, Skandinaviska Shakerkök

Espesor

20 mm

Productor/minorista

House of Design

COLLECTION

Loft

Artesanía y luz escandinava en la cocina

Hay cocinas que inspiran a miles de personas en todo el mundo, y las de Skandinaviska Shakerkök, se encuentran entre las más famosas de las redes. La razón es sencilla: su diseño de estilo escandinavo, su sencillez y armonía, los materiales naturales usados y el ‘hecho a mano’, son valores que admiran sus miles de seguidores. Detrás de esta firma, en cuya cuenta de Instagram se comparten reformas de cocina, pensadas como guías informativas, se encuentra la fotógrafa y creadora de contenido Gina Mannberg, que dirige la empresa junto a Johan Daun en Malmo. Cuando Ginna no hace fotos, se dedica a renovar y planificar cocinas. La última ha sido esta, en su casa familiar en Skåne, al sur de Suecia, donde Mannberg vive con su familia, con niños y perros.

“Queríamos utilizar cada rincón de la cocina para guardar cosas, pero también tratar de conseguir el mayor espacio de trabajo posible. También queríamos instalar una isla de cocina para poder preparar la comida y al mismo tiempo tener la oportunidad de ver el resto de la habitación”, explica Mannberg. Buscaba, además, un material con la belleza, el tacto y la textura de la piedra, que complementara el trabajo artesanal de la madera. La mayor preocupación a la hora de diseñar este espacio de convivencia familiar, eran los arañazos y las manchas. Encontraron la solución perfecta con Silestone Nolita y su tono arena que se adaptaba perfectamente al estilo de la cocina.

Diseños inspirados en la naturaleza

Las cocinas “shaker” que diseñan en esta popular firma de interiorismo, se caracterizan por el uso de madera maciza y la pintura de aceite de linaza. La falta de detalles ornamentales y la pureza de sus líneas, definen su estilo atemporal. “Tomamos mucha inspiración de los colores de la naturaleza. Nos gustan los buenos materiales y los diseños honestos”, explica Mannberg. En el caso de esta cocina, se han inspirado en los colores de las playas de Skåne. “Durante la reforma nos alojamos temporalmente en Falsterbo e íbamos a caminar todos los días por la playa. Los colores del agua, los cambios del mar, la arena, las piedras, el cielo brumoso de otoño, nos inspiraron a crear la sensación hogareña”, nos cuenta.

Un proyecto con desafíos

Ningún diseño está exento de retos y, en este caso, la mayor dificultad consistió en planificar un rincón especialmente complejo. “Demolimos la pared oblicua e íbamos a hacer una esquina de 90 grados allí, pero no funcionó debido a las tuberías que se colocaron detrás de esa pared. Tuvimos que repensar nuevamente todo por completo. Al final, los fuegos se colocaron en ese rincón, y encaja todo perfectamente”, explica. Otra dificultad fue la ubicación de la ventana, que al ser baja no permitía colocar armarios, pues se bloqueaba la entrada de luz. “Para solucionarlo, colocamos un banco con almacenamiento en el frente y así obtuvimos una superficie bien dispuesta”, comenta.

Esmero por el detalle

La otra cuestión clave en esta cocina funcional era la elección de la encimera, en la que se ha utilizado Silestone, precisamente por su fácil mantenimiento, su belleza y durabilidad y la sostenibilidad del material. “No podíamos imaginar que fuera posible fabricar una encimera adaptada a estas dimensiones y ángulos tan especiales. Pero la encontramos y estamos orgullosos de haber tomado decisiones tan sostenibles. Con suerte, esta cocina seguirá estando ahí dentro de 100 años”, concluye.

Nuestros colores más destacados