Select your location
Internacional - Inglés

Fregaderos extra grandes para cocinas familiares

Top Trends

Cada proyecto de cocina nueva o a reformar tiene el propósito de que cocinar en ella se nos haga más ameno y cómodo, es por ello que, siempre que el espacio lo permite, es tendencia instalar fregaderos de cocina grandes, pues facilitan el trabajo habitual que se hacen en ellos: fregar platos u otros utensilios, llenar con agua ollas y cacerolas, limpiar alimentos, escurrir hervidos… ¿Tienen pros y contras los fregaderos grandes? Analizamos todos los aspectos para que elijas la mejor opción para tu casa.

Fregadero Integrity Due Calacatta Gold de Silestone by Cosentino

1.LAS MEDIDAS HABITUALES DE LOS FREGADEROS

La profundidad de los fregaderos va de los 45 a los 65 cm, la altura suele ser entre los 14 y los 30 cm y el largo estándar va de los 50 a los 140 cm. Es precisamente este último dato el que determina si un fregadero es grande: a partir de 80 cm de largo ya consideramos que la pileta tiene un buen tamaño.

Encimera Snowy Ibiza de Silestone by Cosentino

¿Hay casos en los que es más conveniente renunciar a un fregadero grande? Sí. En primer lugar, si la cocina es pequeña y, muy especialmente, si se impide que cuente con la cantidad necesaria de encimeras (idealmente una cocina debe contar con al menos 3,5 metros lineales de plano de trabajo). También cuando la modalidad familiar es pequeña, una persona soltera, dos personas o tres miembros. En el resto de casos y, especialmente en familias de a partir de cuatro integrantes, resulta recomendable un fregadero de cocina grande.

Fregadero Integrity Calacatta Gold de Silestone by Cosentino / Proyecto: Multistone Center Kft.

2. SELECCIONA QUÉ ELEMENTOS LO COMPONDRÁN

En función de cómo trabajéis todos en la cocina habrá que decidir si a pesar de que la pileta sea XXL, quieres que tenga una única cubeta, son los diseños denominados bañera, o prefieres que cuente con dos senos, propiciando así el lavado en el primero y el aclarado en el segunda. Ten en cuenta que los fregaderos de cocina de 120 a 140 cm de largo suelen incorporar dos senos y, además, el escurridor.

Encimera White Arabesque de Silestone by Cosentino / Foto: Chris Snook – Proyecto: Pett Wood

3. LOS EFECTOS DEL COLOR

Los fregaderos de cocina de acero, en gris, o los de porcelana, casi en el 100% de los casos blancos, limitan las soluciones de diseño. No obstante, existen otros muchos materiales resistentes y con las máximas prestaciones con una amplia paleta de colores, como el caso de Silestone, un sintético muy fácil de cuidar y de gran resistencia a la cal y al calor. Si quieres disimular el gran tamaño de la pieza y empequeñecerla visualmente, opta por las gamas de colores oscuras, como puede ser incluso el negro. Por el contrario, si prefieres que destaque, opta por un fregadero grande blanco o en una tonalidad clara.

Encimera Eternal Marquina de Silestone by Cosentino / Proyecto: Werk Mebel

4. DISEÑO Y ESTILO

Teniendo en cuenta que el fregadero es la pieza estrella de la zona de aguas y que su generoso tamaño hará que resulte muy visible en la composición, hay que cuidar al máximo su estética. Para cocinas de aire más tradicional, quedan genial los modelos de porcelana con el frontal de bastante altura y visto y también los diseños de Silestone en acabado Suede, con una textura suave y aterciopelada. Y en los ambientes contemporáneos, sin duda conjugan muy bien los fregaderos integrados en la encimera de cocina formando una sola pieza sin juntas. Un diseño continuo, limpio a la vista y realmente higiénico por la facilidad de limpieza, como el que ofrece la línea de fregaderos Integrity de Silestone en diseños lisos y también inspirados en la personalidad propia de la piedra natural. Descúbrelos. ¡Te cautivarán todos!

Fregadero Integrity Due Calacatta Gold de Silestone by Cosentino

 


Previous article
¿Un verano en casa? Pon una terraza en su interior