Select your location
Internacional - Inglés

Cabinas de ducha: la solución ideal para diseñar un baño más funcional

Cabinas de ducha

Encimera y plato de ducha Iconic Black de Silestone /Revestimiento de Silver Lake de Silestone

 

El cuarto de baño, como el resto de estancias de las viviendas del siglo XXI, ha evolucionado para transformarse en un espacio más funcional, adaptado a las nuevas dimensiones de los hogares y las necesidades de los usuarios. Las tradicionales y voluminosas bañeras son sustituidas por cabinas de ducha, elementos que fácilmente se integran a las medidas de los nuevos baños, sin perder confortabilidad y prestaciones.

Descubre, en este artículo, qué tipo de cabinas de ducha existen y cuál es su ubicación ideal en el baño.

 

¿Por qué debería reemplazar la bañera por una cabina de ducha?

Cabinas de ducha

Cuarto de baño con ducha en blanco y madera

Uno de los motivos principales para valorar la sustitución de la bañera por una cabina de ducha es el ahorro que supone en el consumo de agua, valor que se estima en un 70%, aproximadamente. Una cifra considerable en la factura mensual y un beneficio para el medio ambiente.

Otro aspecto importante se basa en el aprovechamiento del espacio que queda disponible tras eliminar la bañera. Las cabinas de ducha de tamaños estándar ocupan mucho menos espacio, por lo que se puede recuperar una valiosa superficie para disponer otros elementos, como mobiliario extra con capacidad de almacenaje, por ejemplo.

La seguridad también se ha convertido en un factor importante para escoger ducha en lugar de bañera. Con los años resulta más complicado acceder al interior de una bañera mientras que, la entrada a una cabina resulta más sencilla y segura.

Diseño y funcionalidad en el cuarto de baño

Escoger el modelo más adecuado para completar el cuarto de baño dependerá de si sólo vas a reemplazar la bañera por la cabina de ducha y mantienes el resto de sanitarios o decides reformar completamente el cuarto de baño. En el primer caso deberás de buscar una pieza que encaje con el estilo decorativo del resto de elementos de forma armónica mientras que, en el caso de una reforma total, podrás elegir entre multitud de propuestas y diseños con infinitas prestaciones.

 

La ubicación más adecuada

Cabinas de ducha

Cuarto de baño con ducha rectangular

 

En el caso de los baños de reducidas dimensiones, la solución más habitual que te permitirá aprovechar al máximo el espacio, pasa por instalar la cabina o el plato de ducha en una de las esquinas del cuarto de baño. Procura aprovechar las instalaciones de la antigua bañera para que la colocación sea más rápida y económica.

 

Para cuartos de baño de tamaño medio o grande dispondrás de más opciones: escoger una ducha doble o una cabina empotrada y, en determinadas superficies, con muchos metros disponibles, incluso podrás disfrutar de ambos elementos, una bañera exenta y una cabina de ducha, para elegir la opción de baño más apetecible, según cada ocasión.

 

Cerramientos de las cabinas de ducha

 

Un buen cerramiento o mampara implica que el sellado interior del plato de ducha sea impecable, por lo que elegir un modelo que evite fugas de agua, añade valor a la cabina de ducha.

Cabinas de ducha

Baño con ducha y bañera en tonos grises y blancos

 

Además de las puertas, que pueden ser batientes, correderas, esquineras, etc., puedes diseñar elementos fijos de cristal u otros materiales, con los que crear un espacio íntimo adecuado a tus necesidades y estilo decorativo favorito.

 

Tipos de platos de ducha

Cabinas de ducha

Cuarto de baño con cabina de ducha, revestimiento y plato de ducha rectangular color Rougui de Silestone

Existen distintos tipos de platos de ducha en medidas y formatos muy variados; entre los más comunes podrás encontrar:

-De porcelana: son los más tradicionales y están disponibles en distintos tamaños y formas, desde 60 x 60 cm hasta 90 x 90 cm, los modelos cuadrados, piezas rectangulares hasta de 140 cm x 70 cm y esquineros.

Acrílicos: similares en tamaños, diseño y forma a los de porcelana, aunque fabricados en un material más ligero. Los podrás encontrar en blanco o en acabados que simulan otro tipo de materiales como la madera, pizarra, piedra, etc. Se pueden instalar enrasados o en nicho.

-De resinas: estos platos de ducha están sustituyendo los tradicionales platos de cerámica por los de materiales sintéticos hechos a medida. Pueden cortarse según las dimensiones del hueco disponible, incluso instalar el desagüe en el lugar que sea necesario. Además, pueden teñirse con pigmentos de colores sorprendentes, como verdes, azules, lilas, grises, etc.

Los modelos de cuarzo diseñados por Silestone pueden fabricarse en unas medidas sorprendentes y totalmente personalizables, hasta 120 cm x 300 cm y en toda la gama de colores disponibles de la firma. Además, la superficie del plato de ducha incorpora unas bandas de arenado suave gracias a las cuales se obtiene la máxima clasificación en anti-deslizamiento.

-De obra: diseñar una cabina de ducha a medida permite elegir entre multitud de alternativas de materiales, tanto para el pavimento como para el revestimiento, de modo que se consigue una integración perfecta con el resto de elementos del cuarto de baño.

Cabinas de ducha

Cuarto de baño con ducha y pavimento color Makai de Dekton

En cualquier caso, se trata de una elección que merece estudiar a fondo las distintas posibilidades y opciones de materiales y formatos, para diseñar un cuarto de baño a la última, con todas las prestaciones que esperas de un elemento de estas características.

 

Si te ha interesado este artículo, ¡no te pierdas nuestra guía gratuita!

ES - MPK

 


Quizás te interese

Artículo anterior
Suelos de granito: exclusividad y resistencia